sema_forma y ritmo 2022_edited.jpg
 

FORMA Y RITMO

XIII Congreso Nacional y X Internacional de SEMA "Forma y Ritmo" | Córdoba, 22, 23 y 24 de Septiembre de 2022  

 Jueves 22: Campus Universidad Blas Pascal   (ver ubicación)

 Viernes 23 y sábado 24: Museo de Antropologías de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba    (ver ubicación)

El tema central elegido por SEMA para 2019-2022, y que orienta la producción de la Sociedad hacia el Congreso Internacional 2022 que organizará la ARS Córdoba, es el de las relaciones entre Forma y Ritmo

El tema fue elegido por la gran mayoría de los miembros en la votación realizada en la asamblea general del último congreso (Resistencia, 2019). En la ocasión también se definió el tema y la sede del congreso 2023 (Forma y Cuerpo, en San Juan, que organizará  la ARS local y la Universidad Nacional de San Juan).

De acuerdo a la tradición de SEMA, la elección de un tema central para cada período (usualmente bianual, pero en este caso trianual, debido a los efectos de la pandemia) intenta promover las acciones grupales y facilitar las asociaciones interdisciplinarias con el fin de constituir en los estudios morfológicos un territorio común. Es decir: con el estudio de relaciones Forma-Ritmo es nuestro objetivo desarrollar un espacio de reunión entre la arquitectura, el arte, el diseño, las matemáticas, la música, la poesía, la filosofía, las ciencias biológicas… y, como plantea nuestra carta de intención, “entre todos aquellos genuinamente interesados en el territorio de la forma”.

Por esta razón, nuestra hipótesis es que algunos de estos principios generales de las acciones investigativas sobre el tema Forma-Ritmo —deberíamos decir, más ajustadamente, metaprincipios que no se hallan ligados a escuelas, estilos o períodos históricos particulares— podrán orientarse al estudio de las relaciones existentes con nuestros procesos de percepción. Otros, seguramente, buscarán analizar aspectos que hacen de modo fundamental a las muy diversas maneras en los que podemos organizar las formas en el tiempo-espacio. Un tercer grupo podrá abordar el problema de la forma en tanto instancia de representación-comunicación.

Pero en todos los casos, como territorio común, los morfólogos encontrarán en el estudio de las relaciones Forma-Ritmo muchos soportes conceptuales para aquellos elementos y situaciones que con frecuencia utilizan en sus prácticas. “El ritmo es fundamental para la vida. El ritmo se puede percibir en el movimiento del sol, la luna y las estrellas. El ritmo hace latir nuestros corazones y define nuestra respiración, dentro y fuera. E incluso la partícula más pequeña en un microbio es parte de movimientos rítmicos. El ritmo en las actividades es importante para la cultura, la religión y para los deportes, las escuelas y los hospitales, por ejemplo. Sin embargo, en situaciones sociales, análisis sociales y en la formulación de políticas sociales, el ritmo no suele considerarse como una variable de análisis o de diseño.” 1

 

Entendemos además que, de modo equivocado, tanto en ámbitos artísticos como académicos se suele desarrollar el concepto de ritmo en el campo propio de cada disciplina, como si sus características centrales no fuesen aplicables en manifestaciones interdisciplinares. A esta acepción limitada se le suma que la concepción dominante de la palabra ritmo otorga primacía solo a una de sus características centrales: la mensurabilidad. De allí cierta insistencia pragmática en el trabajo sobre la repetición, la duración y la división proporcional del espacio, del tiempo y los acontecimientos. De allí también la sobrevaloración de los aspectos métricos en desmedro de otros ricos componentes del complejo fenómeno rítmico. 

Proponemos la lectura de la sección Aproximaciones, en la que los interesados podrán encontrar material.

NOTA

1. C. Nevejan, P. Sefkatli, S. Cunningham. City Rhythm: Logbook of an Exploration, Delft University of Technology, Delft-Amsterdam, 2018).

CONTÁCTANOS

  • Instagram

¡Gracias por tu mensaje!